0
0
0
s2sdefault

image2

El Equipo de Prevención de la Asociación Érguete, a través de su Programa YSY, de Refuerzo de la Personalidad, está detectando un alarmante enfoque materialista de la vida en niños y niñas cada vez más pequeños. Con 8 años, los sueños de nuestros y nuestras menores se orientan hacia conseguir grandes mansiones con jacuzzi, piscina, buffet, coches caros, mucho dinero y mucho tiempo libre para pasar en la discoteca con los amigos.

Las actividades que se llevan a cabo en el Programa les plantean descubrir sus propios sueños, percibir la importancia de la familia, de la educación y la formación, las relaciones sociales y la búsqueda de nuevas aventuras en el día a día, que les enriquezcan a nivel personal y fomenten un desarrollo equilibrado, pero las educadoras que lo imparten se están encontrando muchas dificultades, porque sus motivaciones son otras muy distintas.

Vivimos en una sociedad cambiante y dinámica y hemos de adaptarnos a los nuevos retos que plantea, pero eso no debe significar que la niñez se siga reduciendo hasta abarcar únicamente la etapa infantil. Es necesario que el tiempo que se dedica a los hijos e hijas sea un tiempo de calidad donde se fomente su creatividad, sus valores y prime lo emocional frente a lo material. Esa es tarea de las familias. Una tarea apasionante y maravillosa que no deberíamos desperdiciar.